jueves, 6 de septiembre de 2012

El arte no se torea



No sé que me cabrea más, si la banalización de la palabra y del concepto  “arte” (fútbol, toros, prensa del corazón, el coño de la Bernarda...todo es arte)  o el  mamoneo político

Que si ahora los prohíbo porque a los animales les hacen pupita pero a la vez permito otros festejos taurinos porque son parte de una supuesta identidad cultural (la pupa entonces debe doler menos, digo yo) ...que si ahora hago que las corridas sean "bien de interés cultural" porque son parte de otra supuesta "identidad cultural supra-nacional"...que si ahora los retransmito en la televisión nacional y en horario infantil, a pesar del  sangrerío correspondiente porque "un festejo de esta categoría debe ponerse a disposición de todos los aficionados españoles” (según RTVE)

Pero no pasa nada, Cristiano Ronaldo sigue triste, el Ecce homo en vías de restauración y Falcao siempre quiso jugar en el Madrid...¿Y los toros qué opinan de esto?
Me declaro totalmente en contra de las prohibiciones, pero también de las imposiciones.