martes, 31 de marzo de 2015

A meterse la lengua en....

En pleno proceso creativo, esta mañana me he desayunado la siguiente noticia : "Han Xiaoming, el morreador de lienzos, el chino que pinta cuadros con la lengua" Es un reportaje que hace la revista Yorokobu a un menda de China ("artista " le llaman) que se dedica a meter la lengua en pintura para posteriormente restregarla por un lienzo. Por lo visto el amigo Han (tiene cierto aire a Errejón, todo hay que decirlo)  lo peta en su país y no hace más que recibir elogios por su "técnica" y "creatividad", según esta revista.
 
"Ley Mordaza","Yorokobu","Ai WEIWEI","China","censura","arte","pricasso","mono,"elefante","pintar"
Han (el Errejón chino) en pleno proceso. Foto de la revista Yorokobu.

Estoy descolocado. Me ha venido a la mente Pricasso, aquel tipo australiano que sumergía su minga en pintura,  para posteriormente hacer"retratos" con la punta del cirulo. También  esos elefantes tailandeses, domesticados para que usen la trompa para pintar. O  los chimpancés y focas de algunos zoológicos que hacen más de lo mismo.

"Ley Mordaza","Yorokobu","Ai WEIWEI","China","censura","arte","pricasso","mono,"elefante","pintar"
Pricasso no usa pincel, usa cimbel

También me he  acordado de ese otro artista chino, Ai Weiwei, uno de los más destacados creadores del momento a nivel internacional, pero censurado y retenido sin pasaporte en su país (y por lo tanto sin posibilidad de viajar al extranjero) por  denunciar la falta de libertades y derechos humanos en China a la par de ser ser muy crítico con la realidad socio-política del mismo.
 
"Ley Mordaza","Yorokobu","Ai WEIWEI","China","censura","arte","pricasso","mono,"elefante","pintar"
Ai Weiwei con sus pipas hechas de cerámica tradicional china

En enero tuve la suerte disfrutar , en el Centro de la Virreina de Barcelona, de una retrospectiva de éste crack del arte . Por su creatividad, técnica, sarcasmo y valentía , su obra me dejó totalmente encandilado. Ahora entiendo como los gobiernos totalitarios son más proclives a los artistas que usan la lengua para meterla en pintura que para opinar.

China está muy lejos pero hay detalles de esa forma de hacer política que a ciertos gobiernos se la pone dura. Un claro ejemplo lo tenemos en nuestra nueva y rutilante Ley Mordaza.
Amiguetes, no desestimemos posibilidades ¿quién sabe? en esta dirección quizás acabemos también domesticados, pintando dentro de una jaula del zoológicos con los monos.
Feliz día !!