jueves, 17 de enero de 2013

La mediocridad del imbécil

Franco, Millán Astray, Unamuno

 "Lo peor de que te traten como un imbécil es darte cuenta de que al final eres un imbécil"
Esta lapidaria afirmación me la soltó mi gran amigo Félix en medio de una conversación sobre política  en las pasadas Navidades ¡touché!
Me dió que pensar en la movida verbal que tuviero hace casi 80 años, el gran Miguel de Unamuno (escritor y filósofo español)  con  Millán Astray, generalote franquista, en el Paraninfo de la Universidad de Salamanca.
Un "¡muera la inteligencia, viva la muerte!"  escupido a grito pelado por Astray fue contestado por un "¡venceréis pero no convenceréis!" de un Unamuno ya ancianete. Así, con un par.
Efectivamente se lió parda y Unamuno tuvo que salir por patas para que los militares no le drearan en el lugar.
La vida, la historia , nos enseña que la imbecilidad es el estado del alma del mediocre. Pero cuidado, la medicoridad es una dictadura que porta con orgullo una bandera de color gris y que la defiende con la pasión de la sinrazón.
Escapar de ella tiene un precio, como pudo comprobar Unamuno ¿Estás dispuesto?