lunes, 16 de diciembre de 2013

De nuevo en el tajo

Hi amiguetes!

Todo pasa y todo queda, como dijo el Antonio Machado...y a mi ya se me han pasado las vacances.
Ya estoy de vuelta, con todo el dolor de mi corazón y de mi pielecita quemada por el sol...pero como la vida es un sindios y la justicia, la putilla mal encarada de un tal Gallardón, haciendo de tripas corazón, he vuelto a mi querida y cada vez más censurada ciudad de Madrid, para seguir dándolo todo.

Y en estas, queridos y queridas, que me he hayo envuelto en todo un proyectazo urbano del que no he querido soltar prenda hasta ahora: un mural.
Sí, sí, como leéis, un muralaco en plena calle Viriato. Se trata de pintar 7 pedazo de persianas metálicas de la academia ISDI, un nuevo espacio tochísimo dónde se han comenzado a impartir másteres del Universo para empresas dedicadas al internenet y toa la pesca.

"ISDI", "liquitex", "mural", "calle"
 Antes de irme de picos pardos ya había enviado el boceto y parece ser que gusto y, después de unos cuantos ajustes, ya tenemos el definitivo.
Lo mejor, que Liquitex me proporciona los materiales (todo va a ser a acrílico, como dios manda, coño!)

Así y todo, hoy ha sido mi primer día. He distribuido los paneles de dos en dos y hoy me ha tocado limpiar los primeros, con agua y jabón, y darle la primera mano de imprimación a uno de ellos.

"ISDI", "liquitex", "mural", "calle"
La verdad es que estoy reventao pues miden de alto algo más de 3m y hay que andarse fino para limpiar y/o pintar subido a una escalera y hacer equilibrio intentando no mojar ni manchar al alegre personal del vecindario (la mayoría de los residentes son jubilados)....¡anda que no ha salido mieeeerda de los hierros!
 Por cierto, hoy me he acordado de algún que otro cerrajero y de su publicidad en forma de pegatinas que  bombardean a diestro y siniestro las persianas metálicas...me las he visto y deseado para quitarlas una a una con un cuchillito...


Pues nada amiguetes, que gusto me da veros de nuevo por estos lares, ahí os dejo unas foticos de lo que me espera. Si os mola y/o tenéis tiempo y queréis tirarme cacahuetes, estaré encaramado y haciendo el canelo en la calle Viriaro 20, metro Iglesia o Canal., cuando se trabaja solo en la calle siempre se agradece una buena conversación (aunque esta última frase dispare los comentarios más dicharacheros de las pérfidas mentes de mis amig@s)
Mañana más y esperemos que mejor.